Dos hombres y una mentira magistral

Dos hombres y una mentira magistral

Paul Newman y Robert Redford, Robert Redford y Paul Newman; no hay más que decir probablemente.

Este par de ases son las dos estrellas de esta película, ‘El Golpe’,  que fue un éxito en su día y consiguió 7 Oscars de las 10 nominaciones que tuvo.

‘El golpe’ es ante todo puro entretenimiento. Estamos ante una película de  “las de antes”. Cine de tintes clásicos que recrea el mundo de los gánsters del Chicago de los años 30 con escenas magistrales como la partida de póker en el tren o el timo al correo de Lonnegan. Y una constante en las casi dos horas que dura la película: el buen humor que desprende.

Robert Redford y Paul Newman estaban en la cima de sus carreras y sus interpretaciones  son memorables. Además, la actuación como contrapeso de Robert Shaw es endiabladamente buena. Pocas veces un malo convence de serlo, y si encima consigue caerte simpático todo está dicho. Al día siguiente de haber visto El golpe, el personaje de Robert Shaw crea cierta empatía, porque creo que a todos nos han engañado alguna vez en la vida.

‘El golpe’ está dividida en seis actos, abiertos con un rótulo en pantalla que avisa al espectador del punto exacto de la trama en la que se encuentra. Seis actos, como si de una representación se tratase, y eso es precisamente lo que veremos. El guión es tan perfecto que todo gira en torno a un timo, a una venganza,  pero lo que no sabemos es que vamos a ser partícipes también de otra mentira; el final es un cierre que te deja pasmado, con una sonrisa en tu cara y tarareando el tema central de la película sintiéndote parte de la banda de Gondorff.

El vestuario de Henry Gondorff (Paul Newman), Johnny Hooker (Robert Redford), nuestro querido mafioso Lonnegan (Robert Shaw) parece sacado del mismísimo armario personal de Al Capone.

Los zapatos, por supuesto, podrían ser cosa de Calzados Manolo. Os mostramos tres estilos que en su esencia son iguales pero muy diferentes. Le podrían calzar nuestro trío reyes en cualquier fotograma de la película. Zapatos de cordón con suela de cuero cosida a mano; con dibujo tipo oxford o con puntera. Su plantilla anatómica y acolchada les otorga una comodidad extra tanto para una tener los pies descansados en una larga noche de póker como para salir pitando porque te pisa los talones la policía

                   

                                                 

Paul Newman, Robert Redford, Robert Shaw, los maravillosos secundarios, las notas golpeando las teclas del piano y un guión perfecto encajan como una maquinaria suiza relojera para mostrarnos dos horas de puro cine, pura magia dentro de una mentira magistral.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


×

Hola!

¿En qué podemos ayudarte? Puedes escribirnos aquí para hablar por WhatsApp o enviarnos un email a info@calzadosmanolo.es

× ¿Cómo puedo ayudarte?